Este viaje fue un reencuentro  con mi nuevo yo. Tailandia, Camboya y Vietnam fueron los paises que visité. Mi objetivo: cuidarme, no pensar y disfrutar.

En mayo del 2015 realicé entre precioso viaje. Aun a día de hoy lo sigo recordando como uno de los mejores, y eso que no fue de surf.

BANGKOK

Todo empieza desde la ciudad de Bangkok, para muchos una locura, para mi…. 24 horas sin parar de callejear que me encanta.

Hay muchas cosas que ver en Bangkok, sobre todo la zona más monumental que es espectacular, visitar el Grand Palace es un imprescindible.

La oferta cultural que ofrece esta ciudad es impresionante. Para mi ha sido un contacto brutal con la cultura budista.

Colocando papel de oro en la estatua de Buda

 

 

Me encantó coger el mapa de la ciudad y moverme entre los diferente barrios. El medio de transporte más barato y para llegar a alguna zona de metro desde la parte antigua.

Desde la lancha en el río.

En la zona antigua tienes la famosa calle de Kao San Road y otro Barrio que a mi me gustó mucho visitar fue el Barrio chino. Me encanta comer todas esas empanadas recién hechas por la calle y dejarme llevar por esa suma de olores diferentes y nuevos.

Barrio chino

Sin duda Monumentos y pasear por las calles probando todas las comidas es uno de los mejores atractivos de la ciudad, pero no solo es eso Tailandia…. ¿Nos movemos a la playa?

Eso sí, muchos chinos sacando fotos
Una de las esculturas mas grandes del mundo

 

 

 

 

 

 

 

 

Tailandia tiene una de las mejores playas del mundo, sin olas eso sí, pero preciosas. Agua caliente, arena blanca y mucho relax definen perfectamente este paraíso. Y en esta zona muy buena fiesta la verdad.

 

Yo siempre alquile una moto que para mi siempre es la mejor manera de moverse pero ojo si sales de fiesta o en los controles, ya que te van a multar por todo.

Lista para ira a “Ful Moon Party”

Gracias por leer

Leave a Reply