El pasado mes de enero empezamos con el primer Surf Trip del año.

Destino: Marruecos.

Un verdadero paraíso muy cerca de casa.

Sin duda hemos empezado el año de la mejor manera posible, Marruecos es un verdadero paraíso y lo tenemos muy cerca para hacer una escapada en cualquier momento.

Os contamos nuestro Surf trip a Marruecos de primera mano para que disfrutes de nuestras aventuras y os sirvan de inspiración o referencia.

Nosotros decidimos volar a Marrakech desde Barcelona y Madrid. Al llegar allí nos reunimos y recogimos nuestro coche de alquiler que ya nos estaba esperando. Para Sneuu es la mejor manera de movernos cuando lo hacemos en grupo, ya que de esta manera tenemos libertad para gestionar nuestros baños a nuestro antojo según las condiciones que nos cuadren.

De ahí condujimos hasta la zona de Agadir. Esa es la zona en la que vamos a surfear. Nos alojamos en   Blue Wave dónde estuvimos como en casa. Esta fantástica Surf House regentada por españoles es increíbles. El trato ha sido muy acogedor y las comodidades y decoración nos dejaron impresionados.

Cada día buscábamos un spot diferente para cubrir las necesidades de los diferentes niveles de cada uno. Desde los spots de Anza hasta Imnosuane. Recorrimos unos 85 km de costa, nos movimos de arriba para abajo buscando olas según las condiciones de cada día y nuestro nivel.

Cada viaje, aunque tiene un esquema de raíz con la planificación de los servicios, es diferente ya que cada viaje de este tipo se realiza por las personas que lo componen. Es por eso que sois vosotros los que hacéis verdaderamente especial nuestros viajes. En esta ocasión no nos podemos quejar tuvimos fotógrafos y un grupo mixto que hizo muy agradable toda la estancia llena de risas y muy buen rollo.

Raquel y Javi haciendo fotones sin parar.
Carlos disfrutando de Taghazought

Lo bueno que tienen es que no hacemos la típica rutina de surf camp, sino que sin conocernos nos vamos de surf trip haciendo una historia real hasta que nos convertimos en verdaderos amigos que recordaremos siempre por esas vivencias tan especiales.

 

Los Surf Spot que hemos visitado son varios os contamos como hemos surfeado estas olas.

-Anza: esta playa tiene una derecha más contundente encima de una lastra de piedras que funciona en media subiendo sobre todo. Los otros picos dentro de la playa son de arena. Esta playa tiene una plaza enfrente donde se está genial tomando café en las bonitas terrazas que hay. Los atardeceres son brutales unas buenas sesiones hemos disfrutado en este spot.

A punto de salir al agua en Anza

-Jungle beach: un spot en Anza muy divertido, la izquierda plana y muy fácil ha sido muy agradable para todos los niveles. Se entra por la lastra.

Katia cogiendo una izquierda en Jamaica Beach

-Banana Beach: una playa de arena muy fácil cerca de Taghazougt  dónde disfrutamos de olas de playa muy agradables, también con marea media- alta.

Javi, Raquel y Javi de paseo por Banana Beach

-Km 21: ola de playa fácil y perfecta para todos los niveles sobre todo iniciación.

Surfing de tarde en Km 21

-Spot Boilers: Una derecha de fondo de roca, no apta para todos los niveles pero impresionante, es muy agradable el bar que tiene un local literalmente en la ola dónde disfrutar de un rico te mientras ves como surfean los más atrevidos.

Carlos, Javi x2 y Edu en Boilers

-Imsouane: una derecha larga y fácil de increíble belleza, sin duda una playa espectacular que nos encantados, después comer allí fue genial en sus restaurantes del puerto en dónde puedes pedir un tagin de pulpo esquisto.

Vistas desde el acantilado de Imsouane

La cultura cercana marroquí suma notablemente para la elección de este viaje. Es muy fácil interactuar con los locales y ver su día a día. Ir a comer a los mercados o visitar sus zocos se convierte en una actividad imprescindible, aunque simplemente darte un paseo por los pequeños pueblos de la costa es sin duda una perfecta opción para integrarse en su cultura. Nosotros siempre tuvimos sensación de seguridad y no tuvimos ninguna percance ni mala experiencia.

Pueblo de Anza

También nos encontramos lugares turísticos como Taghazought, un pueblo muy bonito y con un montón de servicios. No debes de dejar de hacer una cena en uno de sus numerosos restaurantes en primera línea de playa.

Paseo de Taghazought

Para completar los días de surf y conocer los rincones de los pueblos marroquíes y sin duda alguna recuperar el cuerpo nos ayudan las sesiones de yoga. En Blue Waves habilitaron la terraza para crear el ambiente perfecto en la puesta de sol y hacer la clase de yoga.

Clase de Yoga en Blue Wave

Y como no, es importante destacar lo bien que se come en Marruecos.  Sus fabulosos tagines de verduras, pollo pulpo o carne. Cuidado si crees que vas a bajar peso, los pollitos de pan son adictivos.

Té local en Boilers
Rico Tagin de pollo

-Este viaje ha tenido la especial colaboración de La Wave Surf School, hemos podido estar acompañados Ali Alejandro Castro. Director de la escuela y el que nos ha realizado el choaching de todos los niveles y las video correcciones.

” El Papito coach”

 

¿Te apuntas a una de nuestras próximas aventuras?

Leave a Reply