Un deleite para los sentidos es dormir en el refugio de Saboredo en Val D´Aran. Un lugar privilegiado tanto en invierno como en verano.

El refugio de Saboredo es un refugio de montaña de los Pirineos esta situado a 2.310 metros de altitud, en el circo de Saboredo, orientado al norte, en la comarca del Valle de Arán, provincia de Lleida.

Este refugio se encuentra en una loma que separa los lagos de Baish (2.240m) y deth Miei (2.280m), del lago Mayor de Saboredo (2.330m9 mas elevado, muy cercada las Aguas de Saboredo (2.626m), en la cabecera de valle de Ruda, desde donde se pasa la travesía.

El Refugio de Saboredo esta muy bien equipado. Dispone de 21 plazas con colchones, almohadas y mantas. Estufa de peles que hace de las noches de invierno una experiencia muy confortable y radio de emergencia. Hay agua corriente y tienen placas solares. Además tienen baño. Muchas comodidades además de las preciosas vistas al levantarse del Sendrosa.

 

Nosotros hemos realizado la travesía hacia el refugio de Saboredo con material de split el 21 de marzo del 2018. Nos ha tocado una gran nevada por lo que hemos podido disfrutar de unas preciosas vistas. Eso sí, también nos hemos tenido que batir la jugada abriendo huella. Una tarea bien difícil muy física.

Llegamos allí gracias a nuestros guías, que conocen la zona perfectamente y en el refugio el gran Aritz estaba allí esperándonos con la cena lista, la estufa prendida para que entremos en calor. Un verdadero anfitrión.

La noche fue genial que bien se duerme con la tranquilidad de la montaña. Pero lo más alucinante fue al despertar cuando desde la misma ventana de la parte de arriba del refugio te despiertas co las fantásticas vistas del Sendrosa. Que espectaculos para los sentidos.

Es hora de desayunar y escoger la línea de la actividad a realizar en el día. No eres capaz de terminártelo todo. Que de posibilidades ofrece ese terreno. Eso es un verdadero paraíso del freeride.

Después de darle durante horas, toca volver al refu, coger las cosas y poner camino hacia abajo. Un bonito paseo de vuelta a casa en el que te da tiempo a recordar toda la experiencia. Sin duda una aventura para vivir.

 

 

Leave a Reply